De dónde viene "cabeza de alcornoque"

Los refranes, dichos y frases mexicanas son el reflejo de nuestra riqueza cultural y lingüística, pero muchos se van perdiendo con el tiempo y posiblemente "cabeza de alcornoque" sea una expresión que si acaso solo le escucharías a tu abuelita cuando eras niño para decirte que no entendías razones.

¿Sabes de dónde viene?

Te lo contamos.

https://creciendoentreflores.wordpress.com/2017/11/27/el-maravilloso-mundo-de-los-arboles-xii-el-alcornoque/

El origen

El alcornoque es un árbol originario de Europa que también se encuentra en África y en mucha menor medida en Italia, Francia y otros;  es un gran ejemplar de hasta 25 metros que tiene una corteza muy porosa de la cual se extrae el corcho. 

Antes se dejaba crecer hasta los 30 años y después se le extraía la corteza, la cual es dura y resistente, para formar los corchos que conocemos (hoy en día se considera que la extracción se puede realizar a los 12 años). Considerando que solo es la corteza y el alto nivel de regeneración de los alcornoques, los árboles no son lastimados durante estos procesos de extracción. Una vez retirada la corteza, se deja que crezca de nuevo, alrededor de 11 años, y entonces se vuelve a realizar el retiro.

Al parecer esta especie está amenazada en España debido a que los corchos se han visto reemplazados por tapones de metal y de plástico, dejando muchos campos de alcornoques abandonados y con tierras deterioradas. ¡Esperemos que no se extingan!

Cabeza de alcornoque

Entonces, ¿qué tiene que ver el alcornoque con la terquedad? Bueno, la resistencia y dureza del alcornoque representa decir "eres un cabeza dura", no quieres entender, no eres flexible y, por qué no, quizás incluso se refiera a tener la cabeza con hoyos como los corchos, como diciendo que no tenemos las ideas bien establecidas.

Eso sí, este "insulto" es plenamente eufemístico (es decir, no ofende a nadie), así que la próxima vez que te sientas con ganas de reclamarle a alguien que no te entiende o no te quiere escuchar, no temas gritarle ¡eres un cabeza de alcornoque!

 

 

Lorena DíazComment